Libro de los Ejercicios Espirituales

Autor: San Ignacio de Loyola
Páginas: 110

Decía San Juan Pablo II: Que la escuela de los Ejercicios Espirituales sea siempre un remedio eficaz para el mal del hombre moderno arrastrado por el torbellino de las vicisitudes humanas a vivir fuera de sí, excesivamente absorbido por las cosas exteriores; sea fragua de hombres nuevos, de cristianos auténticos, de apóstoles comprometidos. Es el deseo que confío a la intercesión de la Virgen, la contemplativa por excelencia, la maestra sabia de los Ejercicios Espirituales.

Y el P. Leonardo Castellani, jesuita comenta: Este cuaderno contiene las experiencias ascéticas de un soldado del Renacimiento, y su elaboración por él mismo, de un método y un training (entrenamiento) aplicable a todos. ¿Se ha reflexionado lo suficiente sobre la enorme paradoja que tal hecho involucra? El hecho es éste: una experiencia religiosa concreta, una conversión ha sido como desindividualizada y arquetipada, sin convertirse por eso ni en un rígido esqueleto ni en un fantasma abstracto.

Pienso que si los E.E. no existieran, parecerían imposibles. Si antes de San Ignacio hubiéramos presentado el proyecto a los teólogos y a los filósofos, se hubieran reído, o tal vez enojado –según el humor. Algunos los hubieran declarado imposibles: utópicos. Otros, los hubiesen tenido por heréticos: pelagianos. O se hubieran escandalizado ante la sola idea de una ‘máquina de convertir’, tal como el buen hermano Pedroche en su protesta a la Inquisición de Toledo”

Descripción

Índice – Ejercicios Espirituales
  1. Anotaciones
  2. Título
  3. Primera semana
  4. Segunda semana
  5. Tercera semana
  6. Cuarta semana
  7. Tres modos de orar y misterios de la vida de Cristo
  8. Reglas de discernimiento